¿Soja saludable? otra mentira más...

¿Y si nos han estado engañando con los supuestos efectos milagrosos de la soja en la lucha contra prácticamente cualquier enfermedad? ¿Es posible que todo sea el efecto de la mayor campaña publicitaria a nivel mundial que se ha realizado hasta la fecha para promocionar un producto?¿Por qué no han salido a la luz los numerosos estudios que demuestran que la soja provoca malnutrición, problemas digestivos, debilitamiento del sistema inmunológico, problemas de tiroides, declive cognitivo, problemas de reproducción e infertilidad, y aumentan el riesgo de cáncer y enfermedades coronarias?
La soja sin fermentar (leche de soja, tofu, proteína de soja...) inhibe la enzima tripsina necesaria para digerir las proteínas, y el ácido fitico que contiene dificulta el metabolismo de los minerales. Aunque sin duda, el problema principal de la soja es su alto contenido en isoflavonas, fitoestrógenos que actúan como hormonas sexuales.

Aunque no consumamos soja directamente, la soja se esconde detrás de la mayoría de los alimentos procesados bajo la denominación de proteína, aceites y grasas vegetales, emulgentes (lecitina-E322), mono y diglicéridos de ácidos grasos (E471). Por otro lado, la mayoría del ganado se alimenta con pienso a base de soja, dado su bajo coste.

La mayoría de la soja que se comercializa, excepto la procedente de cultivos ecológicos, es transgénica

Nuevas investigaciones confirman las razones para evitar el consumo de soja
Sally Fallon y MarG. Enig, Ph.D. nos explican por qué la soja no es tan saludable como la pintan...
Publicitada a nivel mundial como la comida perfecta por una enorme campaña de marketing, la soja no sólo dista mucho de ser la comida perfecta sino que afecta negativamente a las tiroides, a la capacidad reproductora y aumenta el riesgo de patologías tan diersas como el cáncer o el Alzheimer.



La cara obscura de la soja.
Entrevista con Dr. Kaayla Daniel, autor del revelador libro "La verdadera historia de la soja"

- Si piensas quedarte embarazada evita la SOJA. La soja produce infertilidad. La genisteína, una isoflavona abundante en la soja, afecta la motilidad del esperma. Incluso pequeñas dosis del compuesto en el tracto femenino podría destruir el esperma, imposibilitando la concepción.

- Huye de la SOJA durante el embarazo
Los estrógenos de las plantas, como los encontrados en la soja, tienen profundos efectos perjudiciales sobre el desarrollo del feto. La exposición a químicos estrogénicos durante el embarazo o durante la infancia tiene el potencial de afectar negativamente la fertilidad de las mujeres al llegar a su edad adulta, y aumenta el riesgo de cáncer de mama.

- No alimentes a tu bebé con fórmulas derivadas de la SOJA
Si alimentas a tu bebé con fórmula de soja es como si les dieras de cuatro a cinco píldoras anticonceptivas de estrógeno todos los días.
Los bebés alimentados con fórmula de soja tienen hasta 20.000 veces la cantidad de estrógeno en circulación, comparados con bebés alimentados con otras fórmulas.
Aparte de los disruptores endocrinos nocivos, la formula de soja puede contener niveles potencialmente peligrosos de aluminio y manganeso: 1.000% más de aluminio que las fórmulas convencionales a base de leche y 80 veces más manganeso que la leche materna.
Ambos metales disminuyen el coeficiente intelectual. También pueden causar daño cerebral en los bebés y comportamientos alterados en adolescentes.


El aceite de soja: uno de los ingredientes más dañinos en los alimentos procesados. Por el Dr. Mercola.
El aceite de soja parcialmente hidrogenado genera las dañinas grasas trans (transaturadas), y por si fuera poco la mayoría de la soja es transgénica (genéticamente modificada). El aceite de soja se puede esconder en la etiqueta bajo la denominación 'aceite vegetal', 'grasa vegetal' o 'aceite parcialmente hidrogenado'.
Ojo también a la lecitina de soja, omnipresente en alimentos procesados y suplementos nutricionales.


El sucio secreto oculto en la mayoría de los alimentos. Por el Dr. Mercola.
Los derivados de la soja se esconden bajo una variedad de nombres: soja, mono-diglicérido, TSF (harina de soja texturizada), TSP (proteína de soja texturizada), TVP (proteína vegetal texturizada), lecitina y MSG.
La soja no fermentada es responsable de pérdida de líbido y disfunción eréctil en hombres e infertilidad y abortos en mujeres.
¡Y encima te hecha 5 años más encima!



Vídeo del dr. Mercola sobre los peligros de la soja

Evita los productos de soja que NO estén fermentados, ya que la fermentación destruye los fitoestrógenos. Entre los productos fermentados de soja se encuentran el nato, el miso y el tempeh.
Uno de los problemas asociados con la soja es su alto contenido en fitoestrógenos, recomendados para tratar la menopausia, pero que pueden provocar desequilibrios en el sistema hormonal.
Los más perjudicados son los bebés alimentados con fórmula de soja como sustituto de la leche materna.
Qué ingerimos con la soja
por el Ingeniero Agrónomo Gabriel Arisnabarreta.
Las isoflavonas de la soja, no sólo se comportan como la píldora anticonceptiva, sino que también actúan sobre la glándula tiroides, provocando enormes trastornos.


Revista médica Discovery DSalud:
  La leche de soja y los productos elaborados con soja sin fermentar no son aconsejables
La soja no sólo no tiene las propiedades beneficiosas que se le han atribuido, sino que puede perjudicar gravemente la salud.
Artículo publicado Noviembre 2009.


Lecturas recomendadas:

The Whole Soy Story: The Dark Side of America's Favorite Health Food. Kaayla T. Daniel

The Soy deception. Dr. Brownsteins.

The Hidden Dangers of SoyDianne Gregg.


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir